#EA26con_Vanessa: ecofeminismo y educación ambiental para el #8M.

A ti Gabriel, porque aunque te robaron la vida no pudieron matarte.
Tu lucha y tu Chacahua me acompañan siempre.

“¡Despertemos! ¡Despertemos Humanidad! Ya no hay tiempo. Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de sólo estar contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal”. Berta Cáceres

Este 2 de marzo se cumplen tres años del asesinato de Berta Cáceres, feminista hondureña y defensora de los Derechos Humanos, de los pueblos indígenas, de la Naturaleza, de los territorios y de la vida. Tres años sin ella pero también sin muchas otras defensoras y defensores vilmente asesinados.

Y siempre me resuena la misma pregunta en la cabeza, ¿por qué no despertamos?

Seguimos permitiendo que el planeta agonice mientras lo saqueamos. Impasibles contemplamos el incremento de la temperatura media global o la desaparición de miles de especies vegetales y animales. Por acción u omisión participamos del empobrecimiento de millones de personas y, en muchos casos, de su muerte (asesinato) en concertinas, vallas o mares. Empleamos eufemismos o directamente la negación cuando los cuerpos de las mujeres, mi cuerpo, son territorios de conquista del capitalismo patriarcal o del patriarcado capitalista (en este caso dudo que el orden altere el producto). Cerramos los ojos ante la explotación y dominación de las otras y los otros, sean animales humanos o no humanos. Racionalizamos nuestros actos, para ser capaces de dar la vida por ese perro o gata con quién convivimos y condenar a las mayores torturas a terneras, pollos, cerdos o peces para llenar nuestras neveras. Inundamos las pancartas y nos desgañitamos hablando de sororidad pero no empatizamos con el sufrimiento y dolor de otras hembras. Destruimos la casa común que nos cobija, alimenta, abriga, protege,…, en definitiva, que nos da la vida, porque seguimos sin comprender, o más bien sin querer asumir, que somos Naturaleza y nuestra supervivencia como especie va ligada a la supervivencia de un planeta sano.

“Vos tenés la bala… Yo la palabra… La bala muere al detonarse… La palabra vive al replicarse”. Berta Cáceres

Porque tan necesario como replicar las palabras, lo es también replicar las luchas. Y si hay una lucha que aglutina muchas otras, esa es la ecofeminista. El próximo 8 de marzo, desde los movimientos feministas y ecofeministas hacemos un llamamiento a todas las mujeres del mundo para que secunden la Huelga, una huelga con mayúsculas: de trabajo remunerado o no, y del no reconocido e invisibilizado sistemáticamente por el sistema patriarcal neoliberal; de cuidados, de esas tareas que se asumen como nuestras y se concentran en el ámbito privado para el regocijo del capitalismo y de quiénes lo sustentan; y de consumo, porque esta sociedad ultraconsumista y pervertida en la que vivimos, sobre todo en el Norte global, está expoliando el planeta Tierra.

“Si las mujeres paramos, se para el mundo”. Lema de la Huelga feminista

En una semana, muchas y espero que muchos, tomaremos de nuevo las calles y las plazas, desde la sororidad, para seguir construyendo una alternativa ecosocial que no deje a nadie atrás. Una alternativa inclusiva y justa en la que quepamos todos los seres que co-habitamos el planeta y donde la vida, ese ente tan frágil y resiliente al mismo tiempo, se sitúe en el centro de cada una de nuestras decisiones. Porque ante la crispación, el odio, las mentiras, las injusticias, la muerte, etc., construyamos desde las propuestas, las acciones, el amor, la compasión, la ternura, la subversión y la rebelión.

Y como le preguntaba hace unos días en el encuentro de EA26 a Yayo Herrero, ¿cómo combatimos el desgaste emocional, e incluso físico, que provoca la impotencia de vivir en una época en la que se vuelven a cuestionar Derechos ya conquistados?

Me quedo con su respuesta: “Solo conozco un remedio, que es el estar organizadas con otras personas. El movimiento ecologista tiene mucha experiencia en perder batallas (también en ganarlas) pero si tiene la autoestima alta es porque nos tenemos unas a otras. Es importante no estar solas”.

Empezaba este post con las palabras de Berta Cáceres, “ya no hay tiempo” pero permitidme que conserve el optimismo con el que me he levantado hoy, porque mientras tengamos vida, hay esperanza. Y más, si nos levantamos, alzamos nuestras voces de manera unánime y las acompañamos de acciones coherentes con lo que defendemos. Porque como dice Nacho Vegas, a pesar de que “Nos quieren en soledad, nos tendrán en común”. Y de manera colectiva, transversal y ecofeminista, la educación ambiental se presenta como una gran herramienta transformadora.

“Cambiemos el sistema, no el clima”, como reclaman las y los jóvenes del movimiento Fridays for Future. Tenemos muchos retos por delante y el tiempo nos apremia, pero juntas podemos.

 

Apunta la cita, porque será un debate muy entretenido y seguro que plantea muchas cuestiones interesantes:

  • Martes 5 de marzo.

  • 18:00h. a 19:00h.

  • En twitter: siguiendo el hashtag #EA26con_Vanessa

Escolares por el Clima #EA26 #FridaysForFuture

Texto de Paco Heras

Todo empezó hace apenas seis meses cuando una joven sueca, Greta Thunberg decidió protestar cada viernes ante el parlamento de su país demandando acción frente al cambio climático.  Su gesto, que bautizó con el eslogan “Fridays for future” (“viernes por el futuro”) se hizo rápidamente viral, inspirando a escolares de Suecia y otros países europeos.

En diciembre pasado Greta acudió a la COP de cambio climático celebrada en Katowice. Su discurso ante el plenario, de apenas tres minutos, se convirtió rápidamente en lo más visto de la cumbre a través de las redes sociales.

 

 

Estas son algunas frases de ese discurso:

  • Decís que amáis a vuestros hijos más que a nada, pero sin embargo les robáis el futuro ante sus propios ojos”
  • “No es posible resolver una crisis sin tratarla como una crisis”
  • “No hemos venido a mendigar preocupación a los líderes mundiales. Nos habéis ignorado en el pasado y volveréis a hacerlo. Vosotros os habéis quedado sin escusas y nosotros sin tiempo. Hemos venido para haceros saber que el cambio está llegando, tanto si os gusta como si no

La protesta iniciada por Greta ha saltado en las últimas semanas a Bélgica, Alemania, Reino Unido, Francia… Y ahora se prepara una gran protesta mundial para el próximo 15 M (). 

 

Aunque el recorrido futuro del movimiento es incierto, no cabe duda de que los escolares han conseguido ya cosas importantes:

  • Plantear el cambio climático como un problema esencialmente político, exigiendo acción a los poderes públicos.
  • Centrar la atención en la dimensión humana del problema y en las repercusiones sobre el futuro de las personas.
  • Incidir en el plano ético del problema, destacando lo inaceptable de “robar el futuro” a las nuevas generaciones.
  • Convertir a niños y jóvenes en auténticos actores políticos, capaces de actuar en la defensa de sus propios intereses.
  • Hacer del cambio climático en una cuestión socialmente relevante, aquí y ahora y no en un problema del que tendremos que ocuparnos en el futuro.

El fenómeno de las huelgas climáticas escolares plantea a docentes y educadoras y educadores un buen número de elementos para el debate y la reflexión:

  • ¿Cuál debe ser el papel de los docentes y educadoras y educadores ante este movimiento de protesta infantil y juvenil?
  • ¿Por qué (al menos de momento) ha tenido una repercusión tan escasa en España?
  • ¿Cómo es posible que el discurso de una niña de 15 años sea más emocionante y motivador (incluso para muchos adultos) que el de cientos de comunicadores profesionales?
  • ¿Ha prestado la educación sobre energía cambio climático una atención insuficiente a las dimensiones de tipo colectivo/político frente a las de carácter personal?

El día 26 de febrero hablamos del fenómeno de los “viernes para el futuro” desde la educación ambiental… ¡Nos vemos en #EA26! 

#FridaysForFuture  

#schoolstrike4climate

#climatestrike 

#YouthFofClimate

 

“Los éxitos de la Educación Ambiental”

A la redacción de la revista Quercus:

Vemos en el nº 392, de octubre de 2018, de la revista Quercus un artículo titulado “¿Por qué fracasa la educación ambiental?”, ante éste no nos queda otra que responder con “Los éxitos de la Educación Ambiental” o “¿Verdaderamente lo que fracasa es la Educación Ambiental?”

“Los éxitos de la Educación Ambiental”

por #EA26

IMG_0282La primera definición de Educación Ambiental cumplirá 50 años el próximo junio 2019. Un viaje en el que, como todos los viajes, ha disfrutado de aventuras y de éxitos, así como de momentos difíciles y frustraciones. Conocemos religiones milenarias o partidos políticos centenarios que han intentado cambiar el mundo desde que nacieron y nos encontramos ante la crisis ecosocial más intensa de la historia del planeta. Por tanto, puestos a pedir responsabilidades habrá que ponerse a una cola ya bastante llena.

En estos 50 años, la Educación Ambiental ha aparecido en un sinfín de declaraciones políticas y han surgido casi otras tantas diferentes denominaciones (educación para el desarrollo sostenible, educación para la sostenibilidad, educación hacia la sostenibilidad, educación ecosocial, ecoeducación…), cada una aportando elementos diferenciales en la manera de entender la crisis ambiental global y la manera de enfrentarla. Por eso, es difícil hablar de una educación ambiental, con un corpus único y aceptado por todas las personas implicadas, como fracasada.

El artículo publicado en el nº 392 de Quercus, en octubre de 2018, se basa en un capítulo que habla de comunicación científica en un libro que analiza la “Efectiva conservación”. La educación ambiental, desde sus orígenes, no ha sido la responsable de la conservación de los ecosistemas. Como educación, este campo de conocimiento y acción, en su primer seminario internacional ha tratado de formar una población mundial consciente y preocupada con el medio ambiente y con los problemas asociados, y que tenga conocimiento, aptitud, actitud, motivación y compromiso para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones para los problemas existentes y para prevenir otros nuevos (Carta de Belgrado, 1975). La conservación de los ecosistemas pudiera ser una de las tareas, pero ni la única ni la más importante. Es más, en la Educación Ambiental la preocupación exclusiva por la conservación desapareció a los pocos años de su nacimiento.

Unesco tomó las riendas internacionales de la Educación Ambiental en la década de los 70 y desarrolló el Programa Internacional de Educación Ambiental-PIEA que duró hasta 1998 (fecha del intento de homicidio contra el término educación ambiental y de entronamiento del de educación para el desarrollo sostenible). Luego vinieron un par de décadas internacionales en las que los gobiernos y corporaciones volvieron a dar la espalda (por enésima vez) a una línea de acción preocupada por la trama de la vida en la Tierra y que ahora se aglutinan en los ODS y en el GAP.

 

 

A pesar de todo, personas y comunidades indignadas con la situación de emergencia planetaria que vivimos desde hace tiempo, llevan produciendo, no el deseado cambio (el origen del problema es muy poderoso), pero sí muchos cambios en los que la Educación Ambiental ha tenido un papel importante.

La comunicación, participación y educación ambiental han contribuído a que los temas ambientales estén en las agendas políticas nacionales e internacionales y a incrementar el nivel de sensibilización ambiental y de conciencia de la población sobre la necesidad de actuar para resolver los problemas ambientales y sociales del planeta. Ahora más que nunca antes se habla de gestión ambiental más sostenible, por ejemplo en la ciudadanía mediante acciones y movimientos ciudadanos, en la política mediante legislación ambiental e incluso en las empresas con la economía circular.

Por otra parte, la educación y la participación ambiental son herramientas que cada vez tienen más presencia en la gestión de los espacios naturales protegidos y en el diseño de los planes que los rigen, además se ha mostrado como un elemento útil e importante a la hora de afrontar los problemas ambientales en estos espacios (incendios forestales, utilización del agua, desarrollo local, regulación del turismo, etc.).

La educación ambiental, también está presente en los currículos escolares y en los libros de texto, los centros educativos se realizan multitud de actividades, a distintos niveles, relacionadas con el medio ambiente, que van desde las salidas al medio natural, hasta la realización de propuestas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en los propios centros, etc. Escuelas sostenibles, redes de escoescuelas, escuelas saludables, huertos escolares y un largo etc son proyectos que desde hace muchos años educan desde la educación formal en la infancia y adolescencia en cuestiones ambientales.

La educación ambiental también está presente en el ámbito de la empresa. Es un fenómeno creciente la adopción de buenas prácticas ambientales, la realización de sesiones de formación para que los trabajadores y trabajadoras las adopten, e incluso, se podría decir que la realización de campañas de “marketing verde” para conseguir mejorar las ventas podria ser un síntoma de los logros de la comunicación y educación ambiental han conseguido sensibilizando de estas cuestiones a los consumidores.

Otro elemento importante es la mayor presencia de la educación ambiental en el ámbito universitario, la formación profesional ocupacional en la que imparten módulos específicos de formación ambiental.

Finalmente en nuestro día a día, quienes vivimos en el mundo occidental utilizamos los distintos contenedores que clasifican nuestra basura, disfrutamos de carriles-bici, aprendemos en los centros de interpretación, vemos como se comienzan a usar vehículos eléctricos, crece progresivamente el uso de fuentes renovables, colaboramos con proyectos de desarrollo en países empobrecidos, aumentan opciones de comida ecológica en mercados y restaurantes, nos asociamos y creamos redes para obtener productos ecológicos, nos afiliamos políticamente con objeto de encauzar la indignación y tratar de cambiar las cosas, estamos viendo los primeros edificios bioclimáticos, tenemos a nuestro alcance medicamentos genéricos, las empresas quieren lograr y exhibir sus estándares medioambientales, los bancos de alimentos han tenido que multiplicar sus almacenes, han surgido incipientes aparatos sin obsolescencia programada, aumenta la legislación ambiental… Además, se están generando nuevas relaciones entre diferentes generaciones, entre personas amigas, entre desconocidas, entre el ser humano y la naturaleza o la crisis ambiental. En la actualidad disponemos de novedosas maneras de comunicarnos, de democratizar y de facilitar el acceso a la información.

 

 

Acaso todos estos cambios ¿los ha producido el propio sistema socioeconómico por sí mismo? ¿Ha tenido algo que ver la presión de sectores sociales cada vez más formados? ¿Quién ha fracasado? ¿Un proceso educativo? ¿Un campo del conocimiento? ¿Los organismos internacionales y los gobiernos? Realmente, no es posible explicar todos estos cambios sin la Educación Ambiental1. Ni los que se darán en este sentido.

La Educación Ambiental no ha fracasado, la Educación Ambiental ha hecho y está promoviendo muchos cambios en la dirección de una transición hacia una sociedad más justa socialmente y equilibrada ecológicamente.

1Gutiérrez Bastida, JM (2018). Educatio ambientalis. Invitación a la educación ecosocial en el Antropoceno. Madrid: Bubok.

¿Para qué sirven las jornadas de educación ambiental si tenemos twitter?

0DUceYOrPasado el verano volvemos con nuestros encuentros particulares de #EducaciónAmbiental. Y… ¿porqué no poner sobre la mesa el valor de los encuentros, jornadas, congresos que tanto han marcado el camino de la educación ambiental?

Desde las primeras jornadas estatales de Educación ambiental en Sitges en 1983 han sido multitud las jornadas de educación ambiental que se han realizado en nuestro pais. Cada jornada ha buscado el encuentro de unos actores activos en diferentes sectores de la EA, el compartir experiencias, conocimientos, reflexiones y establecer redes de profesionales del sector tanto a nivel personal como profesional. Estos aspectos son muy importantes para las personas que tienen la suerte de participar en esos procesos, pero ¿cómo repercute en el sector?, ¿qué papel cumple el experto o la visión experta? ¿cómo se refleja en las acciones de los educadores, de los proyectos, los equipamientos y de las entidades? ¿Hasta qué punto toma relevancia en las políticas y recursos humanos y económicos que respalda todo el entramado que forma la educación ambiental?, y en definitiva ¿cómo repercute en el cambio glocal necesario y en el papel que como sociedad tenemos con el planeta?.

Es interesante poner sobre los timeline de TW la ausencia de unas jornadas estatales de educación ambiental que sean representativas y el punto de unión de avance común para el sector y la red compleja que lo compone.  Sitges (1983), Valsain (1987) y Pamplona (1998) fueron tres citas imprescindibles, pero ¿qué ha sucedido en estos 20 años de desierto? Cambiamos de milenio, cambiamos de políticos y de políticas, cambiamos de sociedad, cambiamos de herramientas… ¿Qué ha ocurrido? ¿El divide y vencierás o es que estamos en estrategia ENTRóPICA? ¿Quién, quienes o qué entidades tendría que tomar el mando? El ministerio de transición ecológica, el ministerio de educación, la universidad, Asociación Española de Educación Ambiental, la Federación de Entidades de educación ambiental, o somos en cambio los ciudadanos los que tenemos que promoverlo, en este caso ¿qué tendríamos que hacer para que fuese representativa y vinculante? De dinero ya ni hablo.

Este año entran con fuerza los ODS impulsado por la ONU, y me da la sensación de que esto ya lo he vivido, pero de otra manera… ¿Os suena el PIEA (1973-1995)? ¿Sabéis quiénes son los representantes de la Educación Ambiental en nuestro país que participan en estos simposium/jornadas de expertos e interesados? ¿A quiénes representarán? ¿Qué objetivos fijarán para nuestro país? ¿qué papel tendremos los educadores ambientales?

Creo que tenemos mucho de que hablar sobre esto el próximo 26 de septiembre de 18 a 19h con el HT #EA26, pero como reflexión final insisto…

¿Para qué sirven las jornadas de educación ambiental si tenemos twitter?

Sonia Calvo. EAsempervirens.

 

La educación ambiental y el mundo. #EA26 #26E #DíaMundialEducaciónAmbiental

entorno

Una vez más el día 26 de enero y con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental os proponemos una cita en #EA26. Entre las 18 y las 19 h podremos compartir reflexiones, experiencias y retos de futuro en torno a la comunicación, sensibilización, participación y educación ambiental. La temática que os proponemos es la divulgación ambiental en el contexto de la situación geopolítica internacional.

Aprovechando la reapertura de la Fàbrica del Sol de Barcelona en esta ocasión hemos organizado un encuentro presencial y virtual al mismo tiempo. Allí tendremos cuatro mesas con cuatro temas de debate con profesionales del sector ambiental, personas interesadas, expertos en política, economía, periodismo, comunicación global… Desde nuestro encuentro virtual os lanzaremos como siempre preguntas relacionadas con los temas de debate y recibiréis también los comentarios, propuestas y visualizaciones del encuentro presencial.

Tema 1: Decisiones políticas globales que afectan a nuestra vida cotidiana y cómo explicarlas.

Tema 2: La relación entre los problemas ambientales y los conflictos internacionales.

Tema 3: Las consecuencias de las catástrofes naturales y los conflictos bélicos en las poblaciones más vulnerables  y su entorno natural.

Tema 4: La afectación del cambio climático en las zonas más castigadas y sus consecuencias socioeconómicas.

Para todos estos temas os proponemos también reflexionar y aportar los nuevos retos que nos planteamos para el 2018 y cómo conseguir una Educación Ambiental global y transversal.

Nos encontrareis en las redes de Twitter a través de las cuentas de los coorganizadores del evento @BCN_Ecologia, @Edu_Ambiental y @ambientubers y siguiendo los hashtags #FàbricadelSol y #EA26

Para conocer más sobre el encuentro presencial podéis consultar en la Fàbrica del Sol

Os informamos que el encuentro presencial empezará media hora antes y contará a partir de las 19h con un taller de memes de temática ambiental dirigido por Ambientubers y un pequeño refrigerio a cargo de Barrinar cap a la Sostenibilitat.

¡¡¡Os esperamos para conversar y comunicarnos sobre la educación ambiental en la compleja realidad del mundo actual!!!

2017, el año del interés de la #EducaciónAmbiental en las redes sociales

El año 2017 empezamos hablando de los desafíos actuales de la #EducaciónAmbiental con un texto de Jose Manuel Gutiérrez

En el que tuvimos la sorpresa de la participación de Susana Calvo en los comentarios del Blog

2018-01-02 12_20_08-Desafíos actuales de la Educación Ambiental #EA26 #EducacionAmbiental por Jose M.png

También debatimos sobre el texto de Ana Jiménez El Topo ¿EDUCACIÓN? ¿AMBIENTAL? , Sera Huertas nos dejó un titular provocador: Nene, deja de joder con el clima para debatir en el mes de marzo

En abril hablamos de Cine y #EducaciónAmbiental del que salió una lista muy interesante,

En mayo David Gutiérrez nos propuso para debatir la presencia de la #EducaciónAmbiental y los eventos deportivos

Y claro el tema fue muy interesante:

captura-de-pantalla-2017-05-26-a-las-19-03-44

En el mes de Junio debatimos sobre los lobbies en Que viene el lobbie!!! con un texto del Educador Ambiental José Liétor

base_libro2

Estuvimos presentes en el encuentro  Equipamientos de #EducaciónAmbiental y Sistema Educativo DJwtfYKWsAARMlg

Lamentablemente en el mes de octubre tuvimos que volver a hablar de incendios forestales.

En noviembre Miriam Navarro nos propuso hablar de consumo y modelos de ciudad cuando nos acercábamos a la Navidad.

 

 

 

Nos acompañaron en nuestro #EA26Con_ la periodista Alba del Campo para hablar de Transición energética:  #EA26con_AlbaCampo: la necesaria transición energética

También tuvimos al educador ambiental Jesús de la Osa

También estuvo con nosotros Paco Heras

Al comunicador Raúl de Tapia

Y nos acompañaron Laura y Fede de @educacionSeo

 

 

Estuvimos encontrándonos en diferentes eventos de la #EducaciónAmbiental,

  • Conama Local de Valencia

  • Congreso CICID en el Seminario Comunicación y Cambio Climático

  • En centros escolares

Nos sentimos muy orgullosas de nuestra implicación con la #EducaciónAmbiental

 

 

 

Y es que hemos cumplido 4 años:

Huérfanos de paisaje o el déficit de altruismo, por Raúl de Tapia.

Decía Don Miguel de Unamuno que sus conciudadanos estaban huérfanos de paisaje. Ya a principios del siglo XX, las gentes de las urbes iban perdiendo el contacto con los escenarios naturales. Olvidaban el pasado propio y paterno bendiciendo las bondades de la ciudad. Don Miguel mencionaba que uno de los problemas que sufrían estas personas era el estar “despaisajados”. Tremendo vocablo por lo que encierra en su significado y que refleja una realidad de la sociedad actual. En dos generaciones se han perdido los referentes del campo y cada vez son más numerosos los niños, jóvenes y adultos que no tienen, ni van a tener, un paisaje rural que rememorar según pasen los años.

Puede parecer una pérdida anecdótica, pero ya hay demasiados autores que plantean la necesidad e importancia de las experiencias vitales que se adquieren en el campo o en el monte. La mayoría que acudimos a una publicación como ésta a abrevar intelectualmente, tendremos el cerebro macerado de pateadas por el monte, de bocadillos en el alto de una loma o de un buen baño en el lago o río de turno. También será fácil evocar aquella noche que dormirnos ensimismados con el fuego en un refugio o ese día en que supinos lo que significaba contemplar un paisaje. Aquí es donde reside el sentimiento unamuniano de la Naturaleza. Cuando ese sentimiento no se produce ni se comparte se inicia la cadena de los conflictos ambientales.

Curiosamente, hace ya unos años, en unas jornadas entorno al voluntariado ambiental organizado por ADENEX, Fátima Matos, Presidenta de la Asociación Portuguesa de Educación Ambiental, utilizó una expresión para definir una no tan imaginaria patología de los escolares actuales: decía que sufrían déficit de Naturaleza. Al oír esta expresión me vino un flujo neuronal con las palabras del escritor vasco. Y es que ambas expresiones y pensamientos están hermanados.

Los jóvenes actuales, que residen en ciudades y poblaciones de cierta entidad, están sufriendo un globalización mediática que presenta sus evidentes virtudes pero con taras asociadas. Frente a ese gran Aleph holístico que es Internet con todas sus potencialidades, la diversidad de lo vivo y espontáneo es una realidad que se les escapa de los límites físicos de los bites de información o los gigas de memoria. Si a ello sumamos esa otra virtualidad incontestable que es la televisión, tenemos un escenario de referentes socio – ambientales poco rico. Como es lógico generalizo en estas palabras y es un pecado fácil de cometer, pero porcentualmente es una verdad sencilla. Este hecho provoca una seria dificultad a la hora de plantear cualquier proceso educativo en lo ambiental. Y como todo hecho educativo debe provocar un cambio, empezamos a introducirnos en un círculo vicioso que trataré de esbozar en unas palabras.

Si los infantes y jóvenes actuales no tienen referentes paisajísticos en sus vivencias, y sus familiares no les facilitan dichas experiencias, difícilmente tendrán un provocación emocional que les fidelice con la naturaleza. Si no están fidelizados, no poseerán dentro de su marco intelectual y afectivo valores que les lleven a desarrollar conductas pro – ambientales. Si además en su familia y entorno estas circunstancias tampoco se generan, la labor de los educadores y de las políticas ambientales se despeñará por los barrancos de la más absoluta indiferencia.

Y aquí estamos, con una necesidad perentoria de cambiar de conductas para que varíen las circunstancias. Así la expresión más conocida de Ortega y Gasset: «Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo» nos coloca en el lugar al que iba destinada esta reflexión. Si la Biosfera es mi circunstancia y no la salvo, yo tampoco me salvo. El déficit de naturaleza lleva a un déficit de altruismo. Y no hay nada más altruista que los comportamientos a favor de la Biosfera y sus sistemas vitales.

Cualquier persona que deposita un vidrio en el contenedor oportuno está cometiendo un acto voluntario sin otra recompensa que la de saberse cómplice de esta tarea común para la mejora de nuestros entornos. Por el contrario, las personas que se escudan en el “yo no reciclo porque no lo hace nadie o porque nadie me paga por ello” son, como se suele decir, parte del problema no de la solución.

Por todo ello me cuesta entender las palabras pronunciadas por Eduard Punset en Salamanca sobre el incremento del altruismo basado en una publicación de Steven Pinker. Por lo menos, en lo referente a la conservación de la Biodiversidad y todo lo que entraña a su alrededor, las deficiencias ciudadanas y políticas son más que evidentes.

Llegados a este punto, soy de las personas que pienso que salir al campo a solazarnos y aprender nos hace más humanos y mejores personas (hay otras formas, pero hablo desde la experiencia propia). Básicamente porque una vez que estás contaminado por el Sentimiento de la Naturaleza al que apelaba al principio, te apetece compartirlo, pues disfrutarlo en soledad resta interés. Seguramente, cuando muchos de nosotros hemos gozado de la contemplación del vuelo de un Martín pescador o nos hemos conmocionado ante una árbol centenario, una “catedral viva”, hemos pensado en querer que otros disfrutaran de ese momento. Pues cuando ha ocurrido ese pensamiento ya empezamos a ejercer el altruismo ambiental.

Termino recetando más naturaleza para ganar en altruismo, y cierro con unas palabras, de nuevo, del antiguo rector de la Universidad de Salamanca para dejaros el cerebro rumiando con fruición:

Pocos sentimientos hay que procuren al hombre mayor consuelo en sus penas, más descanso en sus trabajos, más calma en medio de las luchas por la vida y más serenidad para el ánimo que el sentimiento de la Naturaleza. Cuando se posee éste con alguna viveza, la contemplación del campo es el más grande sedativo para las enfermedades del espíritu. Aspirando paisaje se goza de uno de los mayores placeres de la vida.

 

Miguel de Unamuno.1897

 

 

 

Autor: Raúl de Tapia Martín.

#EA26con_RaulDeTapia: una vida no lo es con déficit de naturaleza.

Las benditas contradicciones que nos hacen reflexionar en nuestro día a día hacen que un encuentro virtual en redes sociales, como es nuestro #EA26 enfoque su debate en esta ocasión a valorar el “déficit de naturaleza”, un mal de la sociedad del siglo XXI que hace que cada vez estemos más conectados a la tecnología y más desconectados a la naturaleza.
Pero para conectarnos a la tierra a veces necesitamos capilares, personas que nos enraícen y una de ellas es sin duda Raúl de Tapia.

Raúl de Tapia es biólogo, director de la Fundación Tormes-EB y colaborador habitual del programa “El Bosque Habitado” de Radio 3 dónde sus escritos evocadores en el “Herbario sonoro” llegan bajo su alter ego “Raúl”.


El desarrollo físico y emocional de las personas exige un contacto necesario con la naturaleza. Para conservar hay que conocer y por eso, el amor por la naturaleza se enseña desde el ejemplo. Ahí Raúl es un maestro.

La tecnología abruma, avanza a pasos agigantados y provoca que el ritmo de la naturaleza aparezca en situación de desventaja. Parece que no pueda competir con esa loca velocidad.
Pero es precisamente por eso por lo que ahora es más necesario que nunca sentir la tierra, dar un paseo por el parque, que los niños y niñas se ensucien las manos con el barro, que salten sobre los charcos, que sus padres y madres se tumben en el césped y se queden mirando las copas de los árboles, que se mojen bajo la tormenta, que los más mayores se entretengan mirando el paso de las hormigas… hay mil momentos, mil vidas a nuestro alrededor que están esperando que alguien se pare para darles el protagonismo que la naturaleza merece.

Queremos hablar sobre este déficit de naturaleza en nuestro encuentro con Raúl. Nadie mejor que él para hacernos reflexionar.

La cita va a ser el jueves 19 de octubre, entre las 18:00 y las 19:00h. en Twitter con el hashtag #EA26con_RaulDeTapia.
¡Te esperamos!

IV Encuentro de Equipamientos de Educación Ambiental- XIII Seminario permanente de equipamientos de Educación Ambiental. Sagunt 2017.

AnnaEste año celebramos la cuarta edición del Encuentro Estatal de Equipamientos de Educación Ambiental, cuya primera edición organizó en 2012 ONDAS (Red andaluza de centros de educación ambiental). Un año después, en 2013, el CENEAM organizó el II Encuentro, coincidiendo con el Seminario permanente cuyo grupo de trabajo se reune con periodicidad anual. En esta ocasión se tomó la decisión de que el Encuentro se organizara cada dos años. Así, en 2015 se celebró el III Encuentro en el Centro Biodiversidad de Euskadi (Torre Madariaga, Busturia), organizado conjuntamente por el CENEAM y el Gobierno Vasco.

Los objetivos de este Encuentro Estatal son:

  • Ofrecer un espacio para la reflexión y el debate.

  • Analizar nuevas estrategias educativas para impulsar en la sociedad los valores de la sostenibilidad.

  • Prospectar nuevos métodos de forma conjunta para consolidar los proyectos de los equipamientos de educación ambiental.

  • Compartir experiencias desarrolladas por los equipamientos.

  • Impulsar el trabajo en red y la creación de estructuras para la cooperación entre los equipamientos.

El encuentro estatal es una oportunidad para reunir a profesionales procedentes de una gran diversidad de equipamientos de educación ambiental de diferentes comunidades autónomas. Este año participan educadores procedentes del País Vasco, Navarra, Galicia, Castilla León, Madrid, Andalucía, Canarias, Murcia, Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña. En esta cuarta edición hemos querido hacer un repaso de las líneas de trabajo desarrolladas en los últimos encuentros y seminarios del grupo de trabajo del CENEAM. A raiz de este enfoque, hemos decidido presentar los resultados en unos casos y un análisis de situación en otros. Estos son los temas preparados para este año:

  • Seminarios y encuentros de equipamientos de educación ambiental. Aportaciones

Clotilde Escudero, persona responsable de la organización del Seminario de Equipamientos de EA en el CENEAM, nos presentará un repaso de las principales aportaciones para los profesionales de la educación ambiental.

  • Los equipamientos de educación ambiental y el sistema educativo. Análisis de las influencias y potencialidades. Ana Martí Martínez y Tatiana Licht Gómez, ambas pertenecientes al Seminario, a partir del análisis de los trabajos que se han venido desarrollando en anteriores seminarios expondrán una ponencia sobre las potencialidades de los equipamientos de educación ambiental para el sistema educativo.

  • Educación ambiental al servicio de la sostenibilidad. Amparo Vilches es profesora titular del departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales de la Universitat de València. Desde su dilatadísima trayectoria académica, le hemos pedido que nos hable de cómo podemos transformar el mundo en el que vivimos desde la educación para la sostenibilidad, teniendo en cuenta nuestro modelo de sociedad básicamente urbano, cambiante, caracterizado por la incertidumbre, en permanente crisis social y ambiental, y en el que las recetas clásicas no han servido para resolver los conflictos. Para ello, hemos invitado también a Vicent Vicent, maestro jubilado, formador de personal docente, activista educador que jamás deja de trabajar y gran referente en la Comunitat Valenciana, para que la entreviste y le plantee las preguntas más oportunas.

  • Redes sociales. Serafín Huertas, educador del CEACV, presidente de la Asociación Valenciana de Educación Ambiental (AVEDAM) y persona muy dinámica en el campo de las redes sociales, nos mostrará las plataformas virtuales profesionales en las que nos encontramos los educadores ambientales.

  • Presentación de la Red Estatal de Equipamientos y entidades de educación ambiental. Nos lo presentará Mª Luz Díaz, presidente de la red andaluza Ondas y miembro del Seminario. Ella ha sido la verdadera impulsora de este proyecto que se empezó a gestar en el II Encuentro Estatal en Bizkaia.

    Foto7

  • Estrategias de intervención educativa en los equipamientos de educación ambiental. Miquel Oliver Trobat y Olaya Álvarez, de la Universitat de les Illes Balears han trabajado intensamente estos temas desde el ámbito académico y desde el propio Seminario. Miquel nos explicará los resultados de estos trabajos.

  • Custodia del territorio y equipamientos de educación ambiental. Jordi Domingo, de la Fundación Global Nature y también miembro de Avinença (la entidad de la Comunitat Valenciana que agrupa a entidades que llevan a cabo iniciativas de custodia del territorio), tiene una dilatada experiencia en el desarrollo de esta herramienta para la conservación. Ya en el II Encuentro, se acordó incluir una nueva línea de trabajo sobre los equipamientos y su relación con el territorio. Hemos tomado esta idea y hemos invitado a Jordi para que desarrolle un taller sobre la vinculación de la educación ambiental con la custodia del territorio y el papel que pueden jugar los equipamientos.

  • Radiografia de los equipamientos de educación ambiental en las comunidades autónomas. A los profesionales que trabajamos en equipamientos nos gusta conocer la actualidad de los mismos. Los años de “crisis económica” se han llevado por delante algunos centros, y otros han sobrevivido revisando su oferta de servicios y actividades. Quién mejor para presentarnos un examen de su situación que Araceli Serantes Pazos, de la Universidad de A Coruña y también componente de este Seminario. Ella realizó su tesis sobre los equipamientos de educación ambiental en Galicia y, además, tiene publicados diversos artículos sobre este campo.

  • Reflexión y propuestas para el próximo Encuentro. Nuestras compañeras en el Seminario Esperanza Moncayo y Visitación Marín, nos ayudarán a pensar y proponer en qué queremos trabajar en el V Encuentro, que se celebrará en 2019 (podéis ir pensando dónde).

  • Feria de Intercambio de experiencias. Esta es la miscelánea del Encuentro, abierta a todos los que habéis querido participar. Tendremo 5 pósteres, 13 comunicaciones orales y 2 talleres de temáticas diversas. Además de la exposición presencial, se publicarán los resúmenes en el documento de conclusiones del IV Encuentro.

Por Anna Pons Frigols
@frigolsanna