Recopilación de los Tweet en #EA26 octubre 2014

Este documento es una recopilación de los 138 tweet del hashtag #EA26 publicados entre las 18 y las 19 horas del día 26 octubre 2014 . (Están en bruto en un corta pega desde Twitter).

Lo publicamos en bruto por si alguien (voluntaria y generosamente) quiere y puede limpiar el documento, también por que las personas que iniciamos de este proyecto colaborativo #EA26 pensamos que estas son vuestras ideas, vuestras impresiones de un proyecto común y es una rica base de impresiones, retos y problemas de la educación ambiental en la actualidad, que vale la pena conocer y que puede dar lugar a investigaciones, artículos periodísticos, etc.

Si alguien se anima que nos haga llegar los resultados, que los difundiremos y compartiremos con todos nuestros seguidores y seguidoras.

En PDF: Tweet EA26 octubre 2014

 En documento Word:   Tweet EA26 octubre 2014

¿Cual debe ser el papel de la Educación Ambiental frente al cambio climático?

La semana que viene se publicará el informe de  síntesis del quinto informe del IPCC, ya se han publicado los trabajos de los grupos de trabajo y que pintan un panorama desastroso para la humanidad.

El calentamiento en el sistema climático es inequívoco. La atmósfera y el océanoCambios en el sistema climático se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado.” V Informe IPCC

En #EA26, preocupados por la magnitud del problema, alarmados por la pasividad de los gobiernos (locales, regionales y nacionales), de los lideres mundiales y  preguntándonos por las causas de la inacción de la población ante un problema de esta magnitud, planteamos para el próximo el 26 de octubre en #EA26, iniciar el debate intentando dar respuesta a las preguntas que @mnavdia y @rosamartb nos plantean sobre ¿cual debe ser el papel de la Educación y la Comunicación Ambiental ante el cambio climático? 

Esperamos vuestras aportaciones, ya sean en el  propio debate el próximo 26 de octubre de 2014 a las 18 horas en #EA26, o bien incluyéndolas como comentario a esta entrada.F99FKHFG

 

En este artículo han participado Miriam Navarro,  Rosa Martínez y Josechu Ferreras
Si quieres participar escríbenos a enredando.educacionambiental@gmail.com

 

¿Cuál debe ser el papel de la Educación Ambiental ante al Cambio Climático?

El Cambio Climático (en adelante, CC) se nos presenta como un problema complejo y dinámico que participa de elementos económicos, políticos, sociales, educativos, informativos, científicos, cognitivos… Diversos son los factores que determinan las respuestas y las necesidades de la población ante este fenómeno. En este sentido, la educación ambiental busca aportar información, conocimiento, sensibilización, comprensión, actitudes, aptitudes, competencias, debate, capacidad crítica y de participación a individuos, grupos y entidades. Todo ello con unos objetivos transformadores orientados hacia una cultura de la sostenibilidad.

La interacción con grupos y personas nos muestra que cada uno de los posibles destinatarios y destinatarias de los programas y campañas de educación ambiental presentan diferentes perfiles y una concepción propia de la realidad, los recursos y de la vida en el planeta. Por ello es necesario estar atentos a esas ideas previas, valoraciones y  representaciones personales que observemos ante el CC. Su contexto territorial y los procesos personales y sociales constituyen también factores clave para dirigir la intervención mediadora de los educadores ambientales.

El Estudio “La respuesta de la sociedad española ante el cambio climático” realizado por Pablo Ángel Meira Cartea (Dir.), Mónica Arto Blanco, Francisco Heras Hernández y Pablo Montero Souto analiza, entre otras cuestiones, la percepción que la población española tiene del CC y sus acciones con respecto al mismo. En ese informe se han presentado unos resultados que, como educadores ambientales, necesitamos no sólo conocer sino tener en cuenta a la hora de planificar los proyectos educativos y las campañas de comunicación.

Este estudio refleja que la gran mayoría de la población es consciente de la existencia del CC (9 de cada 10 personas encuestadas) y además el 64,4% de las mismas lo atribuye directamente a actividades humanas. Por ello se puede concluir que las campañas de educación y comunicación ambiental están teniendo éxito y que el negacionismo es minoritario: el CC existe y está provocado por el ser humano.

Este éxito se relativiza pues el mismo estudio ha detectado que un 70% de la población que es consciente de la existencia del CC y la asocia a actividades humanas, tiene creencias erróneas en relación a las causas concretas que lo provocan. Es decir, son conscientes de la existencia del CC y manifiestan sentirse alarmados, pero no tienen claro cuáles son las causas directas que lo provocan ni las consecuencias que tendrá en el futuro. Esto también explica que muchas personas lo identifiquen como uno de los principales problemas a nivel global, pero son pocas las que lo hacen a nivel local. Para la mayoría de las personas el CC se presenta como un gran problema que nos acecha, pero parece que les resulta difuso, ajeno e inabarcable. Por usar los mismos términos que el informe, la población presenta “un distanciamiento psicosocial con respecto al CC”.

Por último, es importante destacar que más del 60% de la población se siente mal informada acerca de diferentes aspectos del CC, siendo el principal las prácticas y acciones que una persona puede llevar a cabo para combatir el CC. En relación al acceso a la información, el 46% de la población identifica como principal canal la televisión, seguido por las campañas publicitarias (29,4%) y la prensa escrita (28,9%). Y como principales interlocutores los amigos (30,3%), seguidos de periodistas (27,7%) y familiares (25,5%).

respuiesta sociedad CC

Conociendo esta información, que te puedes descargar pinchando en su portada, los y las educadoras ambientales debemos replantearnos nuestro trabajo y por ello es necesario que nos hagamos algunas preguntas: ¿Nos hemos centrado demasiado en sensibilizar a la población y nos hemos olvidado de capacitarla para su participación? ¿Cómo debemos trabajar el CC en los programas educativos? ¿Cómo hacemos visible y comprensible la información en relación con el ? ¿Qué agentes tenemos que involucrar: a personas dedicadas a la ciencia, la educación social, la política, etc.? ¿En qué ámbitos y sectores claves debemos aportar respuestas? ¿Qué recursos y canales de comunicación ofrecen en estos momentos propuestas de valor significativo?

Actualmente encontramos múltiples colectivos trabajando en proyectos, programas y campañas para dar respuesta a estas necesidades. Tales como:

  • Proyecto RESCLIMA. Respuestas educativas y sociales al cambio climático. Entre sus objetivos destaca el de identificar pautas de comunicación y educación consecuentes con las amenaza que proyecta el CC, para favorecer cambios significativos en los estilos de vida de la población. Sus publicaciones están creando una corriente de información y aportando informaciones, análisis, estudios, propuestas en lo que se refiere a líneas de acción y guías de actividades para grupos.
  • Numerosas campañas de comunicación, guías didácticas y recursos pedagógicos sobre educación ambiental y CC publicadas por las Consejerías de Medio Ambiente de Comunidades Autonómicas. Un ejemplo de ello la publicación: Educación ambiental y cambio climático. Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía.
  • Se destaca también el papel de entidades diversas de EA que facilitan información, organizan seminarios y congresos, comparten ponencias, investigaciones y experiencias en relación con el . Las redes sociales en estos momentos constituyen un campo inmenso donde compartirlo de forma actualizada con diversidad de usuarios.

¿Qué otras instituciones, comunidades y actores sociales están trabajando actualmente en torno al cambio Climático? Nos gustaría compartir una hora de participación y debate sobre Cambio Climático y Educación Ambiental el próximo 26 de octubre a las 18 horas en #EA26.

En este artículo han participado Miriam Navarro y Rosa Martínez 
Si quieres participar escríbenos a enredando.educacionambiental@gmail.com

La Educación Ambiental en los Espacios Naturales Protegidos: retos.

Aula de la Naturaleza Ermita Vieja
Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada

Hagamos primero una distinción entre la Educación Ambiental en los Espacios Naturales Protegidos en sentido amplio, es decir, actividades para el conocimiento de nuestros espacios y especies, sensibilización y concienciación ambiental, fomento del uso recreativo de los espacios naturales… que surgen desde distintas iniciativas (los centros escolares, asociaciones de diversa índole, otras instituciones) y lo que llamaría Educación Ambiental en Espacios Naturales Protegidos en sentido estricto que englobaría los programas,

Turberas y Humedales de Padul. Zona Ramsar
Turberas y Humedales de Padul. Zona Ramsar

actividades, equipamientos y recursos que se dedican a hacer EA principalmente desde la administración ambiental, como una parte, más o menos importante, de la gestión de los ENP y en relación con el resto de esa gestión, lo que incluiría el apoyo y colaboración con otras iniciativas surgidas desde la administración educativa o de otras instituciones públicas o privadas.

Lo ideal sería que todos los ENP contaran con programas, recursos y equipamientos para la EA y que esta tarea fuera central en la gestión de dichos espacios.

Programa Aldea
Programa Aldea

En cualquier caso planteo que todo lo que se ha hecho en Educación Ambiental, en sentido amplio o en sentido estricto, en los Espacios Naturales Protegidos, es positivo y el objetivo que ahora debe movernos, en el contexto socioeconómico y socioambiental actual, es “no dar un paso atrás” manteniendo centros de visitantes y/o de interpretación, aulas de naturaleza, jardines botánicos, actividades de sensibilización… La inversión realizada debe rentabilizarse, quizás buscando en algunos casos nuevas fórmulas de gestión.

En mi opinión, los retos principales de la Educación Ambiental en los Espacios Naturales Protegidos en estos momentos, desde el punto de vista conceptual y entendiéndola como una parte importante de la gestión de dichos espacios, son:

sendero teatralizado. Guías del parque nacional y natural de Sierra Nevada
sendero teatralizado. Guías del parque nacional y natural de Sierra Nevada

1Reorientar el valor de los espacios naturales como fuente de bienes y servicios ecosistémicos más que como reservas de biodiversidad. Poner el acento por tanto en lo importante que son para la sociedad porque nos aportan bienes de abastecimiento, de regulación y culturales, más que en lo importante que son como colección de especies, más o menos abundantes, más o menos escasas o raras.

Consejo de Participación Infantil Parque Nacional de Sierra Nevada
Consejo de Participación Infantil Parque Nacional de Sierra Nevada

2. Reforzar el papel de la Educación Ambiental como instrumento para la participación de la población en la gobernanza de los espacios naturales protegidos.

3. Finalmente los ENP, en ese reto global de la Humanidad ante el cambio global, deben ser observatorios de ese proceso y laboratorios  donde se realice una gestión adaptativa ante los nuevos escenarios, y la EA debe ser capaz de ayudar al conjunto de la población en la comprensión del origen de este proceso complejo y de sus causas, la diferencia entre cambio climático y cambio global, así como de la acción que se puede desarrollar para luchar contra él, mitigando su impacto en los ecosistemas y promoviendo una gestión que incremente la resiliencia a dichos cambios.

Servicio de Interpretación de Altas Cumbres
Servicio de Interpretación de Altas Cumbres

El futuro de nuestros ENP dependerá mucho de la EA, especialmente de la población que vive en las áreas de influencia socioeconómica de nuestros parques nacionales y naturales y deberá basarse en el siempre difícil, pero necesario, equilibrio entre conservación y desarrollo. Una amenaza pende sobre nuestros ENP para inclinar la balanza. Sólo una sociedad formada, responsable y consciente puede ponerle freno. La EDUCACIÓN AMBIENTAL con mayúsculas es nuestra herramienta para levantarnos en pie de paz, porque aquí también podemos afirmar que “no hemos heredado nuestros espacios naturales de nuestros padres, los tenemos prestados de nuestros hijos”