¿Somos pobrecitos los del rural? (4) La educación ambiental de los pueblos. #EA26_CumbreSocial

Este fin de semana largo, he aprovechado para hacer esas cosas que no tengo demasiado tiempo de hacer durante la semana, disfrutar de paseos por el campo y disfrutar de la familia, ambas actividades que afortunadamente puedo hacer a la vez.

Mientras paseábamos por la orilla del río Duratón hacia su desembocadura en el río Duero, hablábamos de la suerte que teníamos de poder realizar el paseo por un lugar bastante limpio (más limpio que otras veces) y bien conservado.

Imagen: Jesús Pérez Pacheco

La conservación de nuestras masas forestales, nuestras riberas, nuestros monumentos naturales, pienso que es una buena forma de generar empleo, la cuestión es elaborar un buen plan estratégico alejado de los modelos habituales de consumo.

Es cierto que no todo el mundo querrá vivir en el campo, pero seguramente mucha gente viviría más en poblaciones pequeñas si los servicios mínimos se equipararan.

Vivir en un pueblo puede ser genial, pero puede ser duro si tienes niños y niñas pequeños o personas mayores con poca movilidad.

Fijaros en pocas líneas las posibilidades que se presentan para crear empleos, porque el empleo genera riqueza (no relacionada con el dinero), bienestar (habría que definir bien qué supone el bienestar), más contacto con la naturaleza (lo cual, se ha demostrado, que mejora el rendimiento de niñ@s y adult@s).

Pediría a los gobiernos en general que revisen la planificación del territorio, que apuesten por actividades en el mundo rural, ganadería, agricultura, aprovechamiento forestal (hongos, bayas, frutos varios, madera, …).

Si los recursos son debidamente gestionados se puede crear futuro en los pueblos y municipios cuya tendencia es a desaparecer.

Desde el mundo rural no se pide limosna sino impulso para un desarrollo que permita a los pueblos ser sostenibles:

¿Somos realmente los pobrecitos del rural?

Texto reflexión de Beatriz Guerra (@NuevsRetosEA)

Custodios del territorio. La educación ambiental de los pueblos (3) #EA26_CumbreSocial

Berta Caceres.
Fuente: frontlinedenders.com

El 3 de marzo de 2016, unos atacantes no identificados irrumpieron en la casa de la defensora indígena de renombre mundial Berta Cáceres y le asesinaron. El 30 de noviembre de 2018, el Tribunal Penal Nacional de Honduras condenó a siete hombres por el asesinato de la defensora de derechos humanos Berta Cáceres. El Tribunal determinó que dichos hombres habían sido contratados por ejecutivos de Desa, empresa que construye una hidroeléctrica en el territorio indígena Lenca, para llevar a cabo el asesinato.

Patricia Núñez.
Fuente: frontlinedefenders.com

El 29 de octubre de 2019, un hombre se acercó a Patricia en la estación del metro de la Universidad de Chile, amenazándola de muerte a ella y a su familia. Posteriormente, le mostró una foto de la casa donde reside actualmente para indicarle que sabía donde vive.
Esta no es la primera vez que Patricia Dedos Verdes recibe amenazas a raíz de su trabajo por los derechos medioambientales en Chile. En el pasado, ha recibido hostigamientos vía telefónica y la constante presencia de agentes de seguridad del estado en los alrededores de su casa, vulnerando así su privacidad y, con el aparente objetivo de intimidarla.
Patricia Dedos Verdes (Patricia Nuñez) es una profesora y defensora de derechos humanos que trabaja en los derechos ambientales a través de la defensa de la propiedad intelectual colectiva sobre las plantas, luchando así contra la privatización de las semillas en Chile. En el pasado, ha denunciado los efectos nocivos de la ‘Ley Monsanto’.Desde 2016 es la directora de la Escuela Voluntaria Agro-ecológica en Resistencia, una iniciativa que busca promover el trabajo en la tierra y la auto gestión alimentaria.

“Una persona defensora de la tierra o del medio ambiente es alguien que toma medidas pacíficas, voluntaria o profesionalmente, para proteger los derechos ambientales o de la tierra”, describe el informe. A menudo son personas comunes y corrientes, “otras son líderes indígenas o campesinos que viven en montañas remotas o bosques aislados, que protegen sus tierras ancestrales y sus medios de vida tradicionales de proyectos mineros, agronegocios a gran escala, represas hidroeléctricas y hoteles de lujo. Otros son guardabosques, que abordan la caza furtiva y la tala ilegal. También podrían ser abogados, periodistas o personal de ONG, que trabajan para exponer el abuso ambiental y el acaparamiento de tierras” (El país, 23/7/18; enlace)




En los tiempos de Tbilisi… La educación ambiental de los pueblos (2) #EA26_CumbreSocial

… Por el contrario, tal y como se documenta en las actas de las reuniones preparatorias de la reunión, los países latinoamericanos veían con desconfianza esta Conferencia de Tbilisi (1972). Presumían que la creciente preocupación de los países desarrollados por el ambiente podía estar ocultando intereses económicos y políticos que se expresarían posteriormente mediante restricciones comerciales a los productos de la región (González Gaudiano, 1996; Unesco, 1983). Por su parte, Angel Maya (1992) señala que, en el fondo, la Conferencia pretendía corregir los problemas ocasionados por las deformaciones económicas y sociales, más que modificar los estilos de desarrollo prevaleciente.

Ante la necesidad de definir mejor la posición latinoamericana frente a este nuevo ámbito de política, en respuesta también a los planteamientos del Club de Roma sobre Los límites del crecimiento, en 1974 el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Unesco convocaron, en Cocoyoc, México, el Seminario sobre Modelos de Utilización de Recursos Naturales, Medio Ambiente y Estrategias de Desarrollo. Ahí se criticó abiertamente el modelo de desarrollo dominante y se avanzó en la búsqueda de modelos alternativos que combatieran las desigualdades sociales que induce dicho desarrollo. Se cuestionó el consumismo de las naciones desarrolladas y la inequidad internacional, así como se insistió en la necesidad de considerar las características culturales y ecológicas de cada región. Aquí la problemática ambiental es vista más como problemática socioeconómica, cultural y política que como problemática ecológica.

Otra lectura a la historia de la educación ambiental en América Latina y el Caribe. Edgar Gonzalz Gaudiano.
Este artículo fue escrito originalmente en el marco del Proyecto Educación Ambiental para la Amazonia, coordinado por Lucie Sauvé (1999)
Enlace

Imagen: Cumbre Social Clma. Jesús González Cobos.

La cosmovisión de los pueblos originarios. La educación ambiental de los pueblos (1)

Texto extraído de “La educación ambiental y la cosmovisión de los pueblos originarios” por Vilma Pérez Pino, Profesional Unidad de Cultura Ambiental, CONAMA Región de Tarapacá. Chile. (Enlace)

La crisis ambiental actual, obedece a una visión antropocéntrica que sitúa a los seres humanos al centro del mundo, colocándonos en una condición de superioridad, en la cual el resto de la naturaleza está a nuestro servicio. Este paradigma ha llevado a las comunidades, en la medida que crecen en población, a sobrepasar la capacidad de recuperación de los ecosistemas de que dependemos para nuestra sobrevivencia. Así es como paulatinamente hemos ido agotando o contaminando las aguas, los bosques, el aire, es decir todo aquello que nos brinda los elementos esenciales para la vida; desde la posibilidad de respirar, pasando por la alimentación, el abrigo, hasta el sosiego emocional; hemos ido debilitando el tejido de la vida.

Superar la crisis ambiental y avanzar hacia un Desarrollo Sustentable (Sostenible), requiere de una recreación de nuestros saberes ancestrales. En efecto, lo que necesitamos es recordar que nuestra supervivencia depende del bienestar general del Planeta, acercándonos de este modo hacia una visión biocéntrica, cuyo origen se aloja en la cosmovisión de los pueblos originarios.

Desarrollar programas de educación ambiental que contribuyan a un cambio cultural

que nos permita caminar por la senda del Desarrollo Sustentable, nos lleva a conocer y valorar la cosmovisión de los pueblos originarios, ya que “por milenios, los pueblos indígenas han aprendido de la naturaleza a vivir en armonía con todos sus elementos constitutivos. La tierra no les pertenece, son parte de ella y de los equilibrios que hacen posible la vida en su seno”, recuperar y poner en valor esta sabiduría hoy, resulta clave para el futuro del Planeta y por ende de la humanidad.

Para CONAMA Región de Tarapacá (Chile), constituye un desafío incorporar la cosmovisión indígena como recurso pedagógico central en sus programas de Educación Ambiental, ya que actúa en un territorio donde los herederos inmediatos de este legado conviven con el resto de la comunidad regional, por lo que cuenta con la gran oportunidad de poner en valor a diario este conocimiento, con la activa participación de los propios integrantes de las asociaciones indígenas de la Región.

Ciberacción #EA26 en apoyo la Cumbre Social por el Clima 2019 Chile- Madrid.

LA EDUCACIÓN AMBIENTAL DE LOS PUEBLOS, HACIA UNA LUCHA COMÚN FRENTE A LA EMERGENCIA CLIMÁTICA.

“El mundo despertó ante la emergencia climática” es el lema que abría la manifestación del #6D en Madrid con motivo de la Marcha por el clima de la Cumbre Social (contracumbre) de la COP25 Chile-Madrid.

Imagen: Marcha por el clima. Madrid 2019. Diario.es.

Ésta iba a ser la cumbre de los pueblos, principalmente la de los pueblos de América Latina, pero ni inicialmente Brasil, ni finalmente Chile pudieron acogerla. Por eso desde #EA26 nos gustaría ofrecer un espacio y tiempo de la Cumbre social a los pueblos para sobre todo visibilizar la Educación Ambiental que se desarrolla en diferentes paises, problemáticas, iniciativas de interés y sobre todo recoger las reivindicaciones que hubieran hecho si la cumbre se hubiera desarrollado allí.

Para ello, durante el día 10 de diciembre compartiremos via twitter y blog #EA26 textos diversos que puedan reflejar la variedad de inciativas educativas para la acción climática que se desarrollan en diferentes paises latinoamericanos. Algunos extraídos de textos de referencia internacional y otros de testimonos de educadores de calle.

Finalmente, de 17:30 a 18:30h (hora española) se establecerá un debate en Twitter donde podremos mostrar y conoceer experiencias y reivindicaciones propias de una cumbre como la que nos ocupa.

Esta cumbre ha dejado claro que la educación ambiental es clave para afrontar la emergencia climática ya sea en Chile o en Madrid o en Brasil. Por eso te invitamos a que participes en la ciberacción #EA26.

Si hemos despertado unámonos en espacios comunes. Comparte y haz que se nos oiga porque “Frente a la emergencia climática necesitamos más educación ambiental. La educación ambiental de los pueblos.

Las “elecciones” en la #EducaciónAmbiental #EA26 #26M

Si hace un tiempo nos hubiesen dicho a las educadoras ambientales que el 24 de mayo de 2019 se realizaría una acción internacional conjunta por el clima no hubiésemos dado crédito a esas palabras.

Estamos tan acostumbradas a remar contra corriente, a educar pensando en el futuro, a desarrollar la ardua labor de convencer de que nuestras acciones locales influyen globalmente en el planeta, de tal modo que cuando se nos está planteando la ocasión de subirnos a la ola de la acción ciudadana por el clima en el presente da la sensación que nos está pasando por encima.

#FridaysforFuture #MadresPorElClima #TransiciónEnergética #TeachersForFuture #ExtinctionRebellion #RedesFeministas #EmergenciaClimática #voteforclimate …

Las sensibilidades de la ciudadanía por las problemáticas ambientales parece que se están despertando, la ciencia reclama acciones ambientales ya, y a los políticos no les va a quedar otra opción que tenernos en cuenta. Así pues, estaría bien definir un poco en qué momento se encuentra la educación ambiental y cómo podemos aprovechar este viento a favor que parece que se está formando. ¿Qué elecciones se deberían de tomar desde la educación ambiental para seguir aportando social y ambientalmente al planeta? ¿Dónde estamos y qué podemos hacer?

Por eso os animamos en este debate #EA26 a conocer y aportar procesos que se están dando para revitalizar la EA y que tenga el papel significativo que le corresponde en todos sus ámbitos.

Tras nuestra larga y no fácil trayectoria, en la actualidad partimos de una situación de dispersión total.

Miles de iniciativas y proyectos de educación ambiental se están desarrollando en colegios, asociaciones, ONGs, ayuntamientos, comunidades autónomas, equipamientos, empresas, espacios naturales protegidos, etc. conviven o más bien sobreviven ante las amenazas del marketing verde, el greenwhasing, la desinformación ambiental, la falta de presupuestos, falta de coherencia en acciones políticas, etc.

Las asociaciones de educación ambiental que serían representativas del sector están en crisis y son pocas las que todavía sobreviven (AEEA, SCEA, AVEADS…)

En la educación formal no acaba de asentarse la educación ambiental ni en el currículo ni en la legislación más y cuando se necesita ahora más que nunca una ley educativa orientada a la sostenibilidad y la emergencia climática.

A pesar de la pasividad o inactividad aparente del sector en los últimos años parece ser que algo comienza a moverse de nuevo y es por ello necesario que, tanto de manera particular como de manera colectiva, tomemos decisiones y elijamos cómo puede ser este resurgimiento de la EA. ¡Es momento de elecciones!

En el plano más formal, se está hablando de la necesidad de actualización del Libro blanco de la Educación Ambiental que este año cumple su 20 aniversario. Una guía de referencia para educadores que en su momento marcó un punto de inflexión para nosotras y que en la actualidad no sabemos si sirve para algo o no. ¿Consideráis necesaria esta labor? ¿A quién le corresponde tomar la iniciativa? ¿Como educadoras qué pasos o elecciones tendríamos que tomar para desarrollarlo?

Desde la Red Española para el Desarrollo Sostenible se ha impulsado un informe de la situación de la educación ambiental en España [enlace] que con el apoyo del Ministerio de Transición ecológica parece que va a ser el inicio de la creación de la estrategia estatal de educación ambiental. ¿Cómo va a ser este proceso? ¿Quiénes van a participar? ¿Qué papel vamos a tener las educadoras ambientales? ¿Queremos ser participes de este proceso? ¿Tiene sentido comenzar este proceso sin un congreso estatal previo donde nos veamos las caras de nuevo tras 21 años del último congreso en Pamplona? ¿Qué decisiones vamos a tener que tomar en este caso?

Por otros lados, desde el seminario de equipamientos de educación ambiental se está creando la Red estatal de EA: equipamientos, entidades y personas. El Congreso Nacional de Medioambiente (CONAMA) mediante el GT-19 está articulando encuentros de educadores de manera bianual promoviendo el pacto por la educación y manteniendo en contacto a un numeroso grupo de actores de la EA. #EA26 está siendo un revulsivo desde las redes sociales que está movilizando (desde educadores, comunicadores, etc hasta la misma Teresa Ribera) para que conozcan el valor de la EA y se impulse con acciones ya. Parece ser que este trabajo en RED funciona.

No hay duda que estamos en tiempo de “elecciones” en la EA, y es por eso que os animamos a compartir vuestras reflexiones ante las opciones que se plantean, y sobre todo a concluir cual sería el camino que os gustaría tomar para este resurgimiento colectivo de la EA y que la ola no nos sobrepase, sino que seamos capaces de apoyar con toda nuestra experiencia los impulsos de cambio hacia la sostenibilidad tan necesarios en la actualidad.

Os esperamos este domingo electoral #26M de 18 a 19h twiteando con el HT #EA26 sobre cuales crees que son las elecciones a las que nos enfrentamos los/as educadoras ambientales en estos tiempos de “cambio climático“.

Sonia Calvo (@EAsempervirens)

“Los éxitos de la Educación Ambiental”

A la redacción de la revista Quercus:

Vemos en el nº 392, de octubre de 2018, de la revista Quercus un artículo titulado “¿Por qué fracasa la educación ambiental?”, ante éste no nos queda otra que responder con “Los éxitos de la Educación Ambiental” o “¿Verdaderamente lo que fracasa es la Educación Ambiental?”

“Los éxitos de la Educación Ambiental”

por #EA26

IMG_0282La primera definición de Educación Ambiental cumplirá 50 años el próximo junio 2019. Un viaje en el que, como todos los viajes, ha disfrutado de aventuras y de éxitos, así como de momentos difíciles y frustraciones. Conocemos religiones milenarias o partidos políticos centenarios que han intentado cambiar el mundo desde que nacieron y nos encontramos ante la crisis ecosocial más intensa de la historia del planeta. Por tanto, puestos a pedir responsabilidades habrá que ponerse a una cola ya bastante llena.

En estos 50 años, la Educación Ambiental ha aparecido en un sinfín de declaraciones políticas y han surgido casi otras tantas diferentes denominaciones (educación para el desarrollo sostenible, educación para la sostenibilidad, educación hacia la sostenibilidad, educación ecosocial, ecoeducación…), cada una aportando elementos diferenciales en la manera de entender la crisis ambiental global y la manera de enfrentarla. Por eso, es difícil hablar de una educación ambiental, con un corpus único y aceptado por todas las personas implicadas, como fracasada.

El artículo publicado en el nº 392 de Quercus, en octubre de 2018, se basa en un capítulo que habla de comunicación científica en un libro que analiza la “Efectiva conservación”. La educación ambiental, desde sus orígenes, no ha sido la responsable de la conservación de los ecosistemas. Como educación, este campo de conocimiento y acción, en su primer seminario internacional ha tratado de formar una población mundial consciente y preocupada con el medio ambiente y con los problemas asociados, y que tenga conocimiento, aptitud, actitud, motivación y compromiso para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones para los problemas existentes y para prevenir otros nuevos (Carta de Belgrado, 1975). La conservación de los ecosistemas pudiera ser una de las tareas, pero ni la única ni la más importante. Es más, en la Educación Ambiental la preocupación exclusiva por la conservación desapareció a los pocos años de su nacimiento.

Unesco tomó las riendas internacionales de la Educación Ambiental en la década de los 70 y desarrolló el Programa Internacional de Educación Ambiental-PIEA que duró hasta 1998 (fecha del intento de homicidio contra el término educación ambiental y de entronamiento del de educación para el desarrollo sostenible). Luego vinieron un par de décadas internacionales en las que los gobiernos y corporaciones volvieron a dar la espalda (por enésima vez) a una línea de acción preocupada por la trama de la vida en la Tierra y que ahora se aglutinan en los ODS y en el GAP.

 

 

A pesar de todo, personas y comunidades indignadas con la situación de emergencia planetaria que vivimos desde hace tiempo, llevan produciendo, no el deseado cambio (el origen del problema es muy poderoso), pero sí muchos cambios en los que la Educación Ambiental ha tenido un papel importante.

La comunicación, participación y educación ambiental han contribuído a que los temas ambientales estén en las agendas políticas nacionales e internacionales y a incrementar el nivel de sensibilización ambiental y de conciencia de la población sobre la necesidad de actuar para resolver los problemas ambientales y sociales del planeta. Ahora más que nunca antes se habla de gestión ambiental más sostenible, por ejemplo en la ciudadanía mediante acciones y movimientos ciudadanos, en la política mediante legislación ambiental e incluso en las empresas con la economía circular.

Por otra parte, la educación y la participación ambiental son herramientas que cada vez tienen más presencia en la gestión de los espacios naturales protegidos y en el diseño de los planes que los rigen, además se ha mostrado como un elemento útil e importante a la hora de afrontar los problemas ambientales en estos espacios (incendios forestales, utilización del agua, desarrollo local, regulación del turismo, etc.).

La educación ambiental, también está presente en los currículos escolares y en los libros de texto, los centros educativos se realizan multitud de actividades, a distintos niveles, relacionadas con el medio ambiente, que van desde las salidas al medio natural, hasta la realización de propuestas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en los propios centros, etc. Escuelas sostenibles, redes de escoescuelas, escuelas saludables, huertos escolares y un largo etc son proyectos que desde hace muchos años educan desde la educación formal en la infancia y adolescencia en cuestiones ambientales.

La educación ambiental también está presente en el ámbito de la empresa. Es un fenómeno creciente la adopción de buenas prácticas ambientales, la realización de sesiones de formación para que los trabajadores y trabajadoras las adopten, e incluso, se podría decir que la realización de campañas de “marketing verde” para conseguir mejorar las ventas podria ser un síntoma de los logros de la comunicación y educación ambiental han conseguido sensibilizando de estas cuestiones a los consumidores.

Otro elemento importante es la mayor presencia de la educación ambiental en el ámbito universitario, la formación profesional ocupacional en la que imparten módulos específicos de formación ambiental.

Finalmente en nuestro día a día, quienes vivimos en el mundo occidental utilizamos los distintos contenedores que clasifican nuestra basura, disfrutamos de carriles-bici, aprendemos en los centros de interpretación, vemos como se comienzan a usar vehículos eléctricos, crece progresivamente el uso de fuentes renovables, colaboramos con proyectos de desarrollo en países empobrecidos, aumentan opciones de comida ecológica en mercados y restaurantes, nos asociamos y creamos redes para obtener productos ecológicos, nos afiliamos políticamente con objeto de encauzar la indignación y tratar de cambiar las cosas, estamos viendo los primeros edificios bioclimáticos, tenemos a nuestro alcance medicamentos genéricos, las empresas quieren lograr y exhibir sus estándares medioambientales, los bancos de alimentos han tenido que multiplicar sus almacenes, han surgido incipientes aparatos sin obsolescencia programada, aumenta la legislación ambiental… Además, se están generando nuevas relaciones entre diferentes generaciones, entre personas amigas, entre desconocidas, entre el ser humano y la naturaleza o la crisis ambiental. En la actualidad disponemos de novedosas maneras de comunicarnos, de democratizar y de facilitar el acceso a la información.

 

 

Acaso todos estos cambios ¿los ha producido el propio sistema socioeconómico por sí mismo? ¿Ha tenido algo que ver la presión de sectores sociales cada vez más formados? ¿Quién ha fracasado? ¿Un proceso educativo? ¿Un campo del conocimiento? ¿Los organismos internacionales y los gobiernos? Realmente, no es posible explicar todos estos cambios sin la Educación Ambiental1. Ni los que se darán en este sentido.

La Educación Ambiental no ha fracasado, la Educación Ambiental ha hecho y está promoviendo muchos cambios en la dirección de una transición hacia una sociedad más justa socialmente y equilibrada ecológicamente.

1Gutiérrez Bastida, JM (2018). Educatio ambientalis. Invitación a la educación ecosocial en el Antropoceno. Madrid: Bubok.

¿Para qué sirven las jornadas de educación ambiental si tenemos twitter?

0DUceYOrPasado el verano volvemos con nuestros encuentros particulares de #EducaciónAmbiental. Y… ¿porqué no poner sobre la mesa el valor de los encuentros, jornadas, congresos que tanto han marcado el camino de la educación ambiental?

Desde las primeras jornadas estatales de Educación ambiental en Sitges en 1983 han sido multitud las jornadas de educación ambiental que se han realizado en nuestro pais. Cada jornada ha buscado el encuentro de unos actores activos en diferentes sectores de la EA, el compartir experiencias, conocimientos, reflexiones y establecer redes de profesionales del sector tanto a nivel personal como profesional. Estos aspectos son muy importantes para las personas que tienen la suerte de participar en esos procesos, pero ¿cómo repercute en el sector?, ¿qué papel cumple el experto o la visión experta? ¿cómo se refleja en las acciones de los educadores, de los proyectos, los equipamientos y de las entidades? ¿Hasta qué punto toma relevancia en las políticas y recursos humanos y económicos que respalda todo el entramado que forma la educación ambiental?, y en definitiva ¿cómo repercute en el cambio glocal necesario y en el papel que como sociedad tenemos con el planeta?.

Es interesante poner sobre los timeline de TW la ausencia de unas jornadas estatales de educación ambiental que sean representativas y el punto de unión de avance común para el sector y la red compleja que lo compone.  Sitges (1983), Valsain (1987) y Pamplona (1998) fueron tres citas imprescindibles, pero ¿qué ha sucedido en estos 20 años de desierto? Cambiamos de milenio, cambiamos de políticos y de políticas, cambiamos de sociedad, cambiamos de herramientas… ¿Qué ha ocurrido? ¿El divide y vencierás o es que estamos en estrategia ENTRóPICA? ¿Quién, quienes o qué entidades tendría que tomar el mando? El ministerio de transición ecológica, el ministerio de educación, la universidad, Asociación Española de Educación Ambiental, la Federación de Entidades de educación ambiental, o somos en cambio los ciudadanos los que tenemos que promoverlo, en este caso ¿qué tendríamos que hacer para que fuese representativa y vinculante? De dinero ya ni hablo.

Este año entran con fuerza los ODS impulsado por la ONU, y me da la sensación de que esto ya lo he vivido, pero de otra manera… ¿Os suena el PIEA (1973-1995)? ¿Sabéis quiénes son los representantes de la Educación Ambiental en nuestro país que participan en estos simposium/jornadas de expertos e interesados? ¿A quiénes representarán? ¿Qué objetivos fijarán para nuestro país? ¿qué papel tendremos los educadores ambientales?

Creo que tenemos mucho de que hablar sobre esto el próximo 26 de septiembre de 18 a 19h con el HT #EA26, pero como reflexión final insisto…

¿Para qué sirven las jornadas de educación ambiental si tenemos twitter?

Sonia Calvo. EAsempervirens.

 

La educación ambiental y el mundo. #EA26 #26E #DíaMundialEducaciónAmbiental

entorno

Una vez más el día 26 de enero y con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental os proponemos una cita en #EA26. Entre las 18 y las 19 h podremos compartir reflexiones, experiencias y retos de futuro en torno a la comunicación, sensibilización, participación y educación ambiental. La temática que os proponemos es la divulgación ambiental en el contexto de la situación geopolítica internacional.

Aprovechando la reapertura de la Fàbrica del Sol de Barcelona en esta ocasión hemos organizado un encuentro presencial y virtual al mismo tiempo. Allí tendremos cuatro mesas con cuatro temas de debate con profesionales del sector ambiental, personas interesadas, expertos en política, economía, periodismo, comunicación global… Desde nuestro encuentro virtual os lanzaremos como siempre preguntas relacionadas con los temas de debate y recibiréis también los comentarios, propuestas y visualizaciones del encuentro presencial.

Tema 1: Decisiones políticas globales que afectan a nuestra vida cotidiana y cómo explicarlas.

Tema 2: La relación entre los problemas ambientales y los conflictos internacionales.

Tema 3: Las consecuencias de las catástrofes naturales y los conflictos bélicos en las poblaciones más vulnerables  y su entorno natural.

Tema 4: La afectación del cambio climático en las zonas más castigadas y sus consecuencias socioeconómicas.

Para todos estos temas os proponemos también reflexionar y aportar los nuevos retos que nos planteamos para el 2018 y cómo conseguir una Educación Ambiental global y transversal.

Nos encontrareis en las redes de Twitter a través de las cuentas de los coorganizadores del evento @BCN_Ecologia, @Edu_Ambiental y @ambientubers y siguiendo los hashtags #FàbricadelSol y #EA26

Para conocer más sobre el encuentro presencial podéis consultar en la Fàbrica del Sol

Os informamos que el encuentro presencial empezará media hora antes y contará a partir de las 19h con un taller de memes de temática ambiental dirigido por Ambientubers y un pequeño refrigerio a cargo de Barrinar cap a la Sostenibilitat.

¡¡¡Os esperamos para conversar y comunicarnos sobre la educación ambiental en la compleja realidad del mundo actual!!!

La naturalización del sistema educativo, esencial para el desarrollo sostenible. #EA26con_LaurayFedeSEO #30N

cabecera-copiaMirar hacia adelante significa trabajar para crear soluciones y encontrar nuevos caminos hacia un futuro mejor y más sostenible. La educación es la mejor herramienta vital de que disponemos para mejorar la capacidad de los niños y jóvenes de hoy, que serán ciudadanos del mañana.

Sin embargo, la responsabilidad de desarrollar un futuro más sostenible recae en los gobiernos y en la sociedad civil, así como en cada persona individualmente, ya que todos debemos contribuir de algún modo. No cabe duda de que el modelo de crecimiento económico actual contribuye a una rápida e insostenible degradación del medio ambiente, la injusticia social y las desigualdades económicas.

Desafortunadamente, la mayoría de los sistemas educativos con los que hemos crecido en las últimas décadas han obviado educar para evitar estos desastres y han continuado así, participando de ellos. Para garantizar un medio ambiente sano a las generaciones futuras y vivir en un mundo más sostenible, es necesario replantearse el propósito de nuestro sistema educativo. Por ello es preciso incluir en el nuevo pacto educativo el medio ambiente y naturalizarlo en su concepto más amplio.

Dotar a los centros educativos de elementos naturales que favorezcan el crecimiento y aprendizaje en un entorno más saludable, así como incorporar de una forma firme y contundente la educación ambiental dentro del currículo escolar, pueden dar solución a cambios complejos y desafíos actuales, ya sean ambientales, sociales o económicos, independientemente de que sean locales o mundiales.

logo_seo_main

En su sentido más amplio, la naturalización del sistema educativo, tanto en su contenido a través de la educación ambiental como en su continente, consiste en educar para generar una transformación social con el objetivo de crear sociedades más sostenibles. Para ello es preciso incluirla en la planificación y el desarrollo de las políticas, la implementación de programas, destinar financiación y desarrollar currículos para el aprendizaje, además de plantear evaluaciones para comprobar el progreso de su inserción y su correcta gestión.

Con esta introducción os invitamos a participar el jueves 30 de noviembre de 18h a 19h en twitter para conversar con Laura Benítez y Federico García (@EducacionSEO) sobre la inclusión de la Educación ambiental en el Pacto por la educación. Es el momento de que nos escuchen.

¡Te esperamos!